Compras superiores a 120 € envío gratuito.

PROCESO DE ELABORACIÓN

Para elaborar todos nuestros productos y derivados, hay que mantener la máxima calidad durante todo el proceso de producción con el fin de obtener un gran producto, un gran aceite virgen extra.

Tenemos especial cuidado de todos los procedimientos de producción y elaboración, desde la floración de los olivos, el crecimiento de estos y la maduración del fruto. Es muy importante la poda de este árbol, ya que permitirá una insolación adecuada del fruto, así como también ajustar la cubierta vegetal de la finca a las condiciones climatológicas propias de la región y de cada año. Se ha de crear una harmonía en la biodiversidad que caracteriza la zona (Las Garrigas Altas) y el fruto que queremos recolectar.

La recolección se lleva a cabo durante el punto óptimo de maduración de las aceitunas y su transporte hasta el molino de la cooperativa se hace en un breve periodo de tiempo y en una temperatura optima para preservar las mejores condiciones del fruto.

Desde que la aceituna es recolectada, hasta que es molturada no pasan más de 24h para evita la oxidación. Una vez están en el molino, velamos para que el proceso de molturación y extracción del zumo de la aceituna sea el más respetuoso posible para preservar todas sus propiedades. La pasta resultante de la molturación se somete a la batida en frio para conseguir la aglutinación de las moléculas grasas.

Posteriormente, pasa por el decanter, donde se separa el aceite de la parte solida (orujo) y de la acuosa, de forma que se obtiene el zumo de aceituna sin ninguna otra intervención ni adición de ningún otro producto. Una vez finalizado este proceso, se deja reposar unos días para terminar de decantar las pequeñas impurezas y se guarda en depósitos subterraneos de cerámica vitrificada.

Estos depósitos mantienen el aceite en una temperatura constante y lo protegen del aire y la luz hasta el momento de envasarlo (bajo demanda)